Cómo pintar el suelo de nuestro garaje

Cómo pintar el suelo de nuestro garaje

El suelo de nuestro garaje suele ser el que más sufre. Los garajes suelen estar debajo de la casa y es más propenso a tener humedades. También se nota el desgaste del suelo por los neumáticos y las manchas de aceite. La mejor opción es renovarlo con una nueva capa de pintura especial para estas superficies que tanto sufren.

Pintura y cantidad a elegir:

Debemos utilizar pintura especial para suelos de garaje. Deberas elegir el color que más se adecue a tu garaje y también el de la pintura de señalización que podrá ser blanca, negra, roja o amarilla.

Antes de empezar debemos tomar las medidas de la superficie de nuestro garaje y calcular la cantidad de pintura e imprimación que vamos a necesitar. Los rangos suelen estar entre 10 y 12 m2 por litro, también piensa si echaras otra capa para comprar más pintura.

Si dispones de un garaje nuevo, recién construido, pregunta primero cuando se aplico la solera al suelo. Desde Repinor no recomendamos pintarlo antes de que pase un mes, ya que es el tiempo que tarda en evaporarse el agua del hormigón. Si lo hiciéramos antes, la pintura que apliquemos al suelo podría levantarse.

Preparar el suelo para pintar:

Para pintar el suelo del garaje de nuestra casa primero debemos preparar y limpiar la superficie de este. Limpiaremos con un producto desengrasante con el que eliminaremos las manchas de aceite y demás restos de suciedad. Si tuviésemos problemas de humedades usaremos un limpiador específico rascando bien las superficies afectadas con un cepillo de cerdas.

Otro paso importante antes de empezar a pintar es reparar las grietas o desperfectos del suelo. Para esto utilizaremos mortero de cemento, alisa y déjalo secar. Acabado este paso debemos preparar la superficie con una imprimación para que así la pintura quede bien agarrada al suelo.

Aspira con la ayuda de un aspirador industrial todo el polvo y residuos que queden en el suelo.

Debemos aplicar de forma adecuada la imprimación con ayuda de un rodillo sintético especial para estas superficies. Comienza en el fondo del garaje y vete aplicando el producto hacia la salida y esperar a que seque bien.

Listo para pintar ya:

Cuando tengamos bien seca la imprimación aplicada en el suelo, nos pondremos a pintar el garaje con la pintura escogida anteriormente. En su aplicación extiende de forma uniforme la pintura por todo el suelo. Antes de dar la segunda mano, tenemos que esperar a que esté totalmente seco. Después piensa si es necesario poner alguna marca de señalización en otro color. Este tipo de pintura es reflectante y te facilitara la visión en las zonas más oscuras de tu garaje.

Una opción más para señalizar es utilizar plantillas, preparadas para pintar y marcar este tipo de suelos. Suelen ser compatibles con todos los productos y pinturas y queda un trabajo fino.

Cerrar menú